Va Chuck E. Cheese’s a quiebra

La cadena Chuck E. Cheese’s de 43 años, que atraía a los niños con pizza, videojuegos y una mascota ratón cantando anunció su situación financiera.

La empresa CEC Entertainment Inc., controladora de la marca Chuck E. Cheese’s, informó ayer en Nueva York que solicitó la protección por bancarrota del capítulo 11 mientras lidia con la tensión financiera ante los cierres prolongados provocados por el Covid-19.

El diario The Wall Street Journal dio a conocer que CEC, propiedad de la firma de capital privado Apollo Global Management Inc., planea usar el proceso de bancarrota para continuar las conversaciones con sus patrocinadores financieros y propietarios sobre una reestructuración.

Chuck E. Cheese’s, donde los niños podrían ser niños mientras los padres cuidaban los dolores de cabeza, está solicitando protección por bancarrota en Estados Unidos.

La cadena de 43 años, que atraía a los niños con pizza, videojuegos y una mascota ratón cantando, tenía problemas incluso antes de la pandemia de coronavirus.

Pero dijo que el cierre prolongado de muchos puntos de venta debido a restricciones de coronavirus llevó a la presentación del Capítulo 11 del jueves.

CEC Entertainment ha reabierto 266 de sus 555 restaurantes Chuck E. Cheese’s y Peter Piper Pizza operados por la compañía a medida que las restricciones disminuyen, pero no está claro qué tan dispuestos estarán los padres a organizar fiestas de cumpleaños y otras reuniones ahí. La compañía con sede en Irving, Texas, dijo que continuará reabriendo ubicaciones y ofrecerá transporte y entrega mientras negocia con los tenedores de deuda y arrendamiento.

CEC y sus franquiciados Chuck E. Cheese’s operan 734 restaurantes en 47 estados y 16 países. Las ubicaciones franquiciadas no están incluidas en la declaración de quiebra, dijo la compañía.

CEC enumeró casi 2 mil millones de dólares en deudas y 1.7 mil millones de dólares en activos en su petición de bancarrota, que fue presentada ante el Tribunal de Bancarrota de los Estados Unidos en el sur de Texas.

«El proceso del Capítulo 11 nos permitirá fortalecer nuestra estructura financiera a medida que nos recuperemos de lo que sin duda ha sido el evento más desafiante en la historia de nuestra compañía», dijo el CEO David McKillips en una declaración preparada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *